Cumbre Acatenango Volcano

Caminata al Volcán de Acatenango – Una Experiencia Única

En Guatemala hay al menos veintitrés volcanes – ¡cantidad suficiente para mantener entretenidos a los más ávidos excursionistas! ¿Pero cuál de todas debes elegir si quieres aceptar el reto de escalar uno de estos gigantes?

En este blog te explicaré por qué el Volcán de Acatenango es el candidato perfecto para ti, junto con toda la información necesaria para escalarlo exitosamente.

¿Por qué subir al Volcán Acatenango?

El Volcán de Acatenango es un estratovolcán cuyo cráter se eleva a 3,976 metros sobre el nivel del mar. Por lo tanto, es el tercer pico más alto de Centroamérica. Llegar a la cima es un reto físico y mental. Si a ti te gusta ponerte al límite de la resistencia, experimentar la naturaleza y subir más alto que las nubes, ésta será una experiencia encantadora.

En lo personal, he subido al Acatenango cuatro veces. Cada viaje ha sido único y estimulante. No hay nada comparable a ver miles de millones de estrellas desde el pico helado del Acatenango o a descender en slalom por pendientes de ceniza en mi bicicleta de montaña o ver cómo el vecino volcán de Fuego pinta el cielo del atardecer con lava fundida.

Erupción del volcán de Fuego durante caminata en el volcán de Acatenango

Vista del Volcan de Fuego haciendo erupción durante la excursión al Volcán Acatenango

Subir al volcán Acatenango es una aventura digna de una lista de últimas voluntades. Además, dado a que Acatenango es una de las principales atracciones de Guatemala, es fácil encontrar tours, guías y opciones de transporte que se ajusten a tu presupuesto y preferencias. Por esta misma razón, la delincuencia no es una gran preocupación en Acatenango.

Más adelante hablaremos de los riesgos medioambientales y de cómo estar preparado para ellos.

Un rápido panorama de cómo es la caminata

Los senderos de Acatenango son empinados y, a veces resbaladizos, pero están bien mantenidos y son bastante fáciles de recorrer, sobre todo si lleva zapatos con buena tracción. No hay que trepar por cornisas ni caminar durante horas sobre rocas que se tambalean.

Es una caminata larga (de cinco a nueve horas), y la elevación y el posible mal de altura la convierten en un desafío.

Durante la caminata, se atraviesa un paisaje hermoso y variado que va desde matorrales húmedos de bambú hasta praderas alpinas y laderas verticales cubiertas de rocas.

En la cima, el mundo se abre. Los volcanes tachonan el horizonte, las nubes fluyen por debajo y el volcán activo de Fuego bombea cenizas ardientes hacia la atmósfera que está a sólo dos kilómetros de distancia. 

Puesta del sol desde la cumbre del volcán Acatenango
Puesta del sol desde la cumbre del volcán Acatenango

Este es el verdadero punto culminante.

Y si haces una excursión nocturna o una acampada, puedes ver la lava fundida de Fuego lanzando hacia el cielo y sentir los estruendosos estampidos de sus erupciones vibrando en tu pecho.

¿Es esta excursión para mí? ¿Es difícil?

La primera vez que subí a uno de los grandes volcanes de Guatemala, sufrí mucho. Al llegar a la cima, tuve náuseas y un fuerte dolor de cabeza por el mal de altura. Y lo que es peor, no estaba preparada para el frío así que temblé, media congelada, durante toda la noche antes de bajar cojeando del volcán al día siguiente. Durante una semana estuve tan adolorida que apenas podía subir una grada de diez centímetros (situación que provocó muchas burlas en el trabajo).

La moraleja de la historia es la siguiente: lo que uno sufra (o no) depende de su estado físico y de lo preparado que esté.

Es cierto que el Volcán de Acatenango se considera como una caminata difícil, pero con entrenamiento y preparación adecuada, es absolutamente factible.

Voy a cubrir todo lo que necesitas saber para prepararte física y mentalmente, incluyendo cómo prevenir o mitigar el mal de altura, lidiar con el dolor muscular, superar las barreras mentales, sobrevivir al frío, y disfrutar la experiencia al máximo.

Si quieres subir esa montaña, puedes lograrlo.

Celebrando cumbre en el Volcán Acatenango
Celebrando en la cima del Volcán Acatenango, a 3,976 metros sobre el nivel del mar

Si te resulta difícil caminar, puedes alquilar un caballo para que te lleve hasta el campamento. Una finca vecina tiene incluso un camino de acceso para vehículos de doble tracción, lo que te hace posible llegar en carro a dos o tres horas de la cima.

Dado que cargar con el equipo para acampar supone un reto adicional, puedes considerar la posibilidad de contratar a un porteador o a un caballo de carga para que te quite ese peso de encima.

Una de mis amigas sufre de asma, pero fue despacio, descansando cada dos pasos, y así logró su objetivo de llegar al campamento orientado al sur. Pudo ver la erupción de Fuego durante toda la noche y su cara todavía se ilumina cada vez que habla del viaje.

¿Cuánto tiempo se tarda en recorrer el volcán Acatenango?

Yvonne caminando en la zona alpino en el volcán Acatenango en 2012
Caminando por el Acatenango en 2012

He escuchado de personas que han subido el Acatenango en 45 minutos, pero para la mayoría de nosotros, los no súperatletas, nos llevará de cinco a nueve horas. Una vez más, esto depende de tu condición física y de la condición de las personas en tu grupo.

La primera vez que hice una excursión para acampar en Acatenango, tardé siete horas en llegar a la cima. Otros miembros de mi grupo tardaron nueve horas.

En otra ocasión, en una excursión de un día, mi grupo tardó cinco horas en subir, yendo a un ritmo tranquilo. Dado a que un par de mis amigos tenían problemas de rodilla, bajamos al mismo ritmo (cinco horas de descenso). Sin embargo, el descenso suele ser mucho más rápido, sobre todo porque no se necesita tantas paradas para descansar. Tres horas de descenso es una buena media.

¿Qué ruta debo seguir para subir al Volcán Acatenango?

Una de las cosas bonitas que ofrece el Acatenango es que hay varios senderos con vistas únicas. Yo he tomado una ruta diferente cada una de las cuatro veces que he subido Acatenango y he disfrutado enormemente de cada una de ellas. Si tú ya has subido antes, elegir un camino diferente te permitirá experimentarlo de una nueva manera.

Siempre se puede subir por un sendero y volver por otro diferente.

Hablaré de los diferentes senderos a continuación. Si tienes una preferencia puedes hablar con tu guía al respecto.

Senderos desde La Soledad a la Entrada

Al comenzar tu caminata en el pueblo de La Soledad, Chimaltenango, puedes elegir entre dos senderos.

El primer sendero comienza como un camino de concreto bien empinado, justamente en frente del estacionamiento principal de La Soledad. Tras la primera subida, se vuelve terracería y se va enderezando hasta volverse un sendero angosto. Conduce a través de campos de maíz y vegetales. Finalmente, se corta a la izquierda y se nivela.

Para llegar al otro sendero, tendrás que girar a la izquierda desde el estacionamiento y subir por la carretera principal hasta que veas el sendero a tu derecha. Es suelto, suave y recto.

Ambos senderos convergen en el primer punto de paso (donde hay un restaurante, una cafetería y un baño de alquiler).

Luego el camino sigue subiendo a través de sembradíos hasta llegar al bosque nuboso y la entrada oficial. Aquí es donde hay que pagar y rellenar un formulario de registro para CONAP, el Consejo Nacional de Áreas Protegidas de Guatemala. También se puede hacer uso de las letrinas gratuitas, comprar agua y “chucherías”, o descansar en los bancos.

Entrada oficial del volcán de Acatenango

En mi última excursión a Acatenango, mi grupo tardó al menos una hora en llegar a la caseta de cobro.

Desde la caseta de cobro, tienes dos opciones: Ruta de Raizales o El Conejo.

Ruta de Raizales

Esta ruta bordea los flancos este y sur de Acatenango. Se considera la ruta más fácil y rápida. Tiene algunos tramos empinados, pero el camino es amplio y bastante parejo. De hecho, en uno de los tramos, subirás por el camino de acceso de los vehículos doble hasta llegar al punto de referencia conocido como El Tonel, la cual es nada más que un barril que sirve de basurero. (También puedes llegar a El Tonel dirigiéndote a El Conejo, ver más abajo).

Desde El Tonel, el sendero continúa con sólo algunas pendientes moderadas hasta llegar a la zona de acampada de Alotenango. A partir de febrero de 2021, hay una cuota adicional para acampar en esta zona porque está controlada por un municipio diferente (Alotenango en vez de Acatenango).

Si tu objetivo es acampar, o si optas ir con una compañía de turismo, esta es la ruta más común y recomendada y hay una muy buena razón para ello. No sólo te libras del viento y del frío intenso en este flanco protegido del volcán sino que también tienes unas vistas privilegiadas del Volcán de Fuego (y sus frecuentes erupciones). También hay grandes vistas del amanecer desde los campamentos en esta zona.

Vista desde me carpa en la caminata del volcán Acatenango
Vista del Volcán de Fuego desde mi carpa durante la caminata al Volcán Acatenango

Cada agencia de turismo tiene una “plataforma” de terreno despejado y nivelado donde llevan a sus grupos turísticos. Si no vas con un grupo turístico, puedes acampar en una plataforma desocupada.

Yo disfruté de las vistas de los volcanes de Agua y Pacaya en este sendero. Ver la erupción de Fuego desde el calor de una fogata también fue una experiencia increíble. Por esa razón, te recomiendo encarecidamente este sitio si vas a acampar. El costo adicional vale la pena.

El Conejo

Si decides no ir por la Ruta de Raizales, ascenderás a una pequeña meseta llamada “El Conejo”. Aquí hay una pequeña tienda donde puedes abastecerte de bebidas hidratantes, y disfrutar de chocolate caliente, café y tortillas con queso.

El Tonel, Ruta Turística or Las Tres Marías

La ruta a la cumbre desde El Tonel, lado este de Acatanango
La ruta a La Horqueta desde El Tonel, flanco oriental Acatanango

Después de la meseta de El Conejo, el camino se desvía de nuevo. Puedes dirigirte hacia El Tonel y la zona de acampada de Alotenango (una ruta más larga y empinada que la Ruta de Raizales). También puedes llegar al lado oriental de la horqueta entre los picos de Acatenango tomando un sendero alternativo desde El Tonel. Recuerdo que este sendero tiene un largo tramo de arena volcánica en el que hay que luchar por cada paso. Fue duro mientras empujaba una bicicleta de montaña, pero fue muy divertido al bajar.

Ivette y Josh en el bosque nuboso de Acatenango
Mis amigos subiendo por la Ruta Turística

También puedes optar por la “Ruta Turística” en el flanco occidental de Acatenango. Este sendero tiene doce enormes zigzags y surge en el lado occidental de la horqueta entre los dos picos de Acatenango. Es amplio y cuenta con varias estaciones de paso, letrinas y plataformas de acampada. Es una ruta ideal para principiantes.

Vista de Yepocapa, el pico menor del volcán de Acatenango
Vista de Yepocapa, el pico más corto del Volcán Acatenango (lado derecho de la foto)

También puedes tomar la ruta más empinada y desafiante hasta Yepocapa, el pico más corto de Acatenango, antes de descender a la horqueta y luego subir a la cumbre del Pico Mayor. Esta ruta se conoce como “Las Tres Marías”.

La Maldita y La Bendita

La Maldita
La Maldita, Acatenango

Una vez que llegues a la horqueta entre los dos picos de Acatenango, harás el ascenso final al Pico Mayor.  Puedes elegir entre subir por el lado oeste (La Maldita) o por el lado este (La Bendita).

Dado a que esta parte del sendero es de pura arena volcánica, es difícil subir (tres pasos hacia arriba, dos hacia atrás). Imagínate subiendo una playa increíblemente empinada y te harás una idea de cómo es.

Esta es una parte del sendero en la que tener un bastón es una ayuda ENORME. Por lo general, no soy una fanática de los bastones, pero tener uno para usar como punto de anclaje evitó que me deslizara hacia atrás y perdiera terreno en toda esa arena suelta.

arena volcánica en Acatenango

Me resulta más fácil subir por La Bendita y bajar por La Maldita. También he descubierto que enterrar con fuerza la punta del zapato en la arena con cada paso ayuda a mantener la tracción.

Aunque este tramo es muy duro al subir, es el más divertido al bajar. Puedes surfear y deslizarte por la arena con cada paso y conseguir realmente algo de velocidad.

¿Cuándo debo escalar el Volcán Acatenango?

Lo mejor es subir durante la estación seca, de noviembre a abril.

También es posible hacer una excursión durante la temporada de lluvias, pero asegúrete de estar preparado para el lodo, la lluvia y la niebla. Quizá prefieras hacer una excursión de un día o subir nada más para ver al amanecer. Otra opción es elegir una agencia de viajes que tenga cabañas o estructuras impermeables para acampar.

El tiempo puede ser brumoso en marzo y abril, por lo que puedes tener menos visibilidad.

Noviembre se considera el mejor mes para disfrutar de cielos despejados y puestas de sol increíbles. El tiempo es frío y claro, y los paisajes aún están verdes por las fuertes lluvias.

Caminata de un día en Acatenango versus acampar en Acatenango

Me han encantado todas mis experiencias en Acatenango, que hasta la fecha incluyen:

  • Dos excursiones de dos días
    • una acampando en la cumbre, que NO recomiendo
    • una acampando en el flanco sur, que fue increíble
  • Un viaje de un día en bicicleta de montaña
  • Una caminata de un día

La elección de una u otra depende del tiempo que tengas, de tu condición física, de si te gusta o no acampar, y de si es o no tu única oportunidad de hacerlo.

Escalar el Volcán Acatenango es una gran experiencia sea cual sea, pero si tienes problemas para decidir entre las opciones, tenga en cuenta lo siguiente.

Caminata de un día al Acatenango (diurna o nocturna)

Caminata de día a Acatenango

Pros

  • No tienes que llevar tanto equipo, por lo que la caminata es mucho más fácil
  • Subida y bajada más rápida
  • Tiempo de recuperación más rápido (menos equipo = menos dolor)
  • Requiere menos preparación
  • No tienes que acampar (lo que podría significar una noche de insomnio y sufrimiento)
  • El pico es mucho más cálido durante las horas de luz
  • El mal de altura puede no afectarte tanto porque seguirás la máxima “sube alto, duerme bajo”

Contras

  • No podrás ver el amanecer y/o el atardecer
  • Si haces una excursión de un día, no podrás ver las impresionantes erupciones nocturnas de Fuego
  • Te perderás la experiencia de acampar (que puede ser divertida)
  • Si no haces una excursión nocturna, no verás las estrellas, que son increíbles.
  • Si la visibilidad en la cumbre es escasa, hay menos posibilidades de que se despeje mientras estás allí
  • Tendrás que subir y bajar en un día, lo que puede no importar porque no es tan agotador con una mochila de día, pero podría significar que tienes que ascender o descender en la oscuridad, especialmente si te tarda más de lo planeado (el senderismo en la oscuridad es más desafiante y no puedes ver tanto paisaje)

Caminata de dos días – acampando una noche en Acatenango

Vista de Agua y Pacaya
Vista desde el campamento – Volcán de Agua y flujos de lava en el Volcán Pacaya al fondo

Pros

  • Experimentarás:
    • la puesta de sol
    • el amanecer
    • las estrellas
    • las erupciones del Volcán de Fuego
    • la fogata
    • cómo es dormir en un volcán
  • Tendrás más tiempo para descansar
  • Tendrás más tiempo para ver la erupción de Fuego y disfrutar de las vistas
  • No tendrás que subir y bajar en un día, lo que dará un respiro a tus músculos

Contras

  • Si eliges ver el amanecer desde la cumbre, tendrás que levantarte muy temprano
  • Requiere más entrenamiento y más preparación
  • Tendrás que llevar mucho equipo. Incluso si contratas a un porteador, un suministro de agua para dos días es bastante pesado
  • El ascenso y el descenso son más lentos
  • Tiempo de recuperación probablemente será más lento (más equipo = más dolor)
  • Como nuestra respiración se ralentiza durante el sueño, los síntomas del mal de altura pueden empeorar durante el descanso. Puedes experimentar apnea del sueño (pausas en la respiración que te despiertan regularmente).

Cómo prepararte para la caminata al Volcán Acatenango

Caminata en el volcán de acatenango

Conozco personas que decidieron subir Acatenango por capricho. Fueron al mercado a comprar una sandía, cogieron una lona de su bodega y se dirigieron a la montaña. Les agarró la lluvia por la noche y tuvieron que acurrucarse bajo la lona (que resultó ser mucho más pequeña de lo que pensaban) hasta que se hizo de día. Afortunadamente, salvo una noche miserable, no les pasó nada peor.

Aunque pueda parecer más divertido y liberador improvisar, hay gente que ha muerto en Acatenango, así que hay que tomárselo en serio.

Claro, se necesita más trabajo para entrenar y empacar contra eventualidades, pero estos pasos te mantendrán seguro en el camino y hará la experiencia más divertida.

Entrenamiento físico

Caminata de una noche al acatenango en 2021

Hay muchas cosas que puedes hacer para mejorar tu condición física en preparación para la caminata al Acatenango. No soy una entrenadora personal ni una experta en acondicionamiento físico, sólo un poco nerd de la investigación. No debes tomar lo siguiente como consejos médicos, únicamente comparto lo que he hecho y lo que ha funcionado para mí por si acaso puede servirle a alguien.

Toma lo que es útil y factible para ti, y deja lo que no lo es.

1. Comprueba la alineación de tu cuerpo al caminar

  • Solía experimentar un insoportable dolor de cadera en un lado de mi cuerpo después de largas caminatas, entonces leí el libro de Katy Bowman “Mueve tu ADN” y aprendí lo crucial que es asegurarte de que tu cuerpo está alineado. Me di cuenta de que cuando caminaba, pisaba hacia dentro con la pierna izquierda. Cuando corregí este problema, el dolor desapareció gradualmente.

2. Mejorar la eficacia de la marcha

  • Otra cosa que aprendí del libro de Katy Bowman es que la mayoría de nosotros no caminamos, nos caemos. En lugar de mantener el equilibrio sobre un pie, dar un paso adelante, y luego mantener el equilibrio sobre el pie opuesto y dar un paso adelante, la mayoría de nosotros nos caemos hacia adelante, nos agarramos con el pie de adelante, y nos volvemos a caer. Esto supone un gran esfuerzo para las rodillas. Si tienes problemas de rodilla, intenta eliminar o reducir esta “fase de caída”. Aunque es en inglés, aquí hay una transcripción de un podcast donde Katy habla de esto (ver sección 1).
  • Ahora, cuando camino, me concentro en mantenerme erguida y centrada, en mantener mi peso en el pie trasero y en dar un paso en lugar de caer hacia adelante con el pie principal. También me concentro en utilizar los músculos de las piernas, las caderas y los glúteos para impulsarme hacia adelante. La diferencia es asombrosa.
  • Mark Verstegen, autor de “Core Performance Endurance” escribe: “Al maximizar la eficiencia en y alrededor del manguito de la cadera a través de la mejora de la movilidad, la estabilidad y la fuerza, descubrirá el motor que impulsará cada zancada y golpe de sus esfuerzos de resistencia.”

3. Respira por la nariz durante todo el día y mientras haces ejercicio y duermes

4. Haga sentadillas todos los días

  • Las sentadillas son un ejercicio fantástico, especialmente si mezclas el tipo de sentadilla que haces. Yo hago ciento diez sentadillas todos los días del año.
  • Como dice Katy Bowman Las sentadillas requieren “la movilidad completa de muchas partes diferentes, ¿verdad? Es la articulación del tobillo, la movilidad de los músculos del pie y de las pantorrillas y de los isquiotibiales y de los cuádriceps y de los flexores de la cadera, todos ellos tienen que cambiar de forma cuando baja a una sentadilla”. Ese cambio de forma es algo bueno. Significa que su cuerpo es fuerte y ágil.

5. Camina 32 kilómetros a la semana (o más), variando las distancias y el terreno

  • This is a fun way to approach walking because you can walk 1 mile one day, 5 the next, then 15. You can fit the walks in according to your schedule. Walking varied amounts is better because it means you can
  • Esta es una forma divertida de enfocar las caminatas porque puedes caminar dos kilómetros un día, cinco al siguiente, y luego siete. Puedes adaptar los paseos a tu horario. Caminar cantidades variadas es mejor porque significa que a veces puedes recorrer distancias más largas.
  • Utilizas diferentes músculos dependiendo de si subes o bajas o atraviesas un terreno accidentado, así que esta es otra gran manera de prepararte para el senderismo.

6. Camina o sube y baja colinas con una mochila pesada (yo llené una vieja con ladrillos)

Mochila para una noche en Acatenango
La Bestia – 50 libras de agua, comida y equipo de acampada para mí y mi perro
  • Llevar peso extra (especialmente el de una mochila para pasar la noche) añade una tonelada más de trabajo a la caminata, así que si puedes añadir peso a tus sesiones de entrenamiento o tus caminatas semanales, ¡tu cuerpo te lo agradecerá!

7. Haz unas cuantas caminatas largas

  • Mejora tu resistencia haciendo unas cuantas caminatas largas de 10-32 kilómetros.

8. Imita el entrenamiento en altitud mediante técnicas de contención de la respiración

  • Echa un vistazo a los ejercicios de respiración de Patrick McKeown que imitan el entrenamiento en altitud.

9. Preparate con ejercicios de movimiento antes de la caminata

En lugar de hacer estiramientos estáticos antes de la caminata, hago lo que Mark Verstegen llama “preparación del movimiento” en su libro “Core Performance Endurance”. Se trata de una serie de movimientos dinámicos que calientan el cuerpo y lo preparan para rocanrolear.

Este vídeo de YouTube muestra algunos ejemplos de ejercicios de preparación del movimiento.

Consejos de fortaleza mental para escalar un volcán

Yvonne escalando Acatenango
Primera subida al Acatenango en 2012

Escalar el Acatenango es tanto un juego mental como un reto físico. La primera vez que vi el Acatenango asomarse en el cielo, me pregunté en qué estaba pensando. No había manera de que pudiera subir ese volcán. Me moriría. Afortunadamente, mi orgullo y determinación se pusieron en marcha y decidí llegar a la cima.

Lo bueno es que no hay que subir el volcán de golpe, sino paso a paso.

Me concentro en mi postura, en plantar los pies, admiro las vistas, respiro hacia el dolor de mis músculos.

Si se hace muy duro, cuento mis pasos de tres en tres. Uno, dos, tres, uno, dos, tres. Uno. Dos. Tres. No hago nada más que dar tres pasos, luego tres más, luego tres más. Siento que avanzo. Se convierte en un juego de ritmo, rápido o lento o escalonado.

No te digas que no puedes hacerlo. Dite a ti mismo que puedes. Lo harás. Lo harás. Eres capaz de más de lo que crees.

Celébralo en la cumbre.

Cómo lidiar con el dolor muscular

Meto una pelota de tenis en mi mochila y la utilizo para masajear mis músculos en el campamento y para liberar los puntos gatillo musculares.

Cómo prepararte para las elevaciones altas

Con 3,976 metros de elevación en la cumbre, el Volcán de Acatenango cae en la escala de elevación “muy alta”. Esto significa que el mal de altura es una posibilidad real y debes estar tan preparado como sea posible para mitigar sus efectos y lidiar con él si llega, independientemente de tu edad, sexo o condición física.

Yvonne en la cumbre del volcán Acatenango a 3,976 m sobre el nivel del mar
Yvonne en la cumbre del volcán Acatenango a 3,976 m sobre el nivel del mar

¿Qué es el mal de altura y cuáles son sus síntomas?

Dado que las concentraciones de oxígeno son menores a mayor altitud, nuestro cuerpo tiene que trabajar más para oxigenar la sangre. Respiramos más fuerte y más rápido, nuestras arterias pulmonares fuerzan la sangre hacia partes de nuestros pulmones que no utilizamos a nivel del mar, nuestros capilares pierden líquido y nuestra producción de glóbulos rojos aumenta.

Los síntomas del mal de altura pueden incluir dolores de cabeza, náuseas y debilidad.

La altitud también puede afectar al sueño. La mayoría de las personas experimentan apnea del sueño a grandes alturas, así que si duermes mal en el volcán, puede que tenga más que ver con la altitud que con la calidad de tu saco de dormir y tu alfombra.

¿Cómo puedo prevenir el mal de altura?

Rick Curtis, de la Universidad de Princeton, recomienda lo siguiente:

  • Pase de uno a tres días en un lugar de gran altitud (1,500 metros sobre el nivel del mar o superior) para que tu cuerpo tenga tiempo de aclimatarse antes de ir de excursión a Acatenango.
  • ¡Hidrátate, hidrátate, hidrátate! El cuerpo pierde líquidos a medida que se aclimata, por lo que es crucial beber mucha agua o suero. Una forma de saber si estás bebiendo lo suficiente es por la cantidad y el color de tu orina. Debe ser abundante y clara.
  • No bebas alcohol ni fumes tabaco y evita los depresores, como los somníferos, ya que hacen que tu cuerpo reduzca la frecuencia respiratoria, especialmente mientras duermes, que es lo contrario de lo que necesitas en las alturas.
  • No te esfuerces en exceso (lo sé, estás escalando un volcán. ¡Tómaselo con calma!
  • Si experimentas síntomas, descansa hasta que disminuyan. Si los síntomas empeoran, dirígete a zonas más bajas. Cuanto más bajo vayas, mejor te sentirás.
  • Come carbohidratos. Sí. Rico.

Thorin Klosowski, de LifeHacker, también ha recopilado algunos consejos útiles:

  • Usa loción hidratante (y lleva protector de labios) porque tu piel se secará en las alturas
  • Aplíquete crema solar. El sol puede ser un 50% más intenso a gran altura que a nivel del mar.
  • Intenta dormir de lado

Mis consejos para afrontar los síntomas del mal de altura

Té para la altitud en el volcán
Agua, naranjas y té para la altitud

En mi caso, el mal de altura suele empezar por sentirme un poco “apagada”. Me siento mareada o con dolor de cabeza y cansada.

La primera vez que subí a un gran volcán, no tenía ni idea de lo que estaba pasando. El mareo se convirtió en un dolor de cabeza total y luego en náuseas. Fue horrible.

No cometa mis errores. Presta atención y trata tus síntomas lo antes posible, por muy leves que parezcan.

Esto es lo que hago cuando experimento los síntomas del mal de altura:

En el momento en que empiezo a sentirme mareada, descanso y bebo mucha agua.

Tomo un té de altitud a intervalos regulares.

Si me duele la cabeza, tomo inmediatamente un analgésico y lo sigo tomando cada cuatro a seis horas durante el resto de la caminata.

Comer también puede ayudar. Mis refacciones favoritas son los camotes asados y los plátanos fritos. A otras personas les encanta el chocolate, las naranjas y la mezcla de nueces y frutos secos.

Receta de Té de Altitud, también conocido como Lengua Adormecida

Ingredientes

  • 1 puñado de clavos de olor – Los clavos de olor ayudan a la absorción de oxígeno
  • 2-4 oz de Canela – Añade dulzura y combate las náuseas
  • 1 manojo grande de Hierba Buena/Menta – mejora la circulación
  • 3-4 manojos pequeños de Tomillo – aumenta la circulación sanguínea y la oxigenación

Ponga estos ingredientes en una olla grande y añade 3 litros de agua. Hierva hasta que se oscurezca. Cuele, vierta en botellas y enfríe en el refrigerador. 

Yo no endulzo el mío, pero puedes añadir azúcar o miel al gusto.

Qué empacar para una caminata de un día al Acatenango

Ascent to El Plato Acatenango

La Ropa que llevo:

  • Una camiseta deportiva, pantalones de excursión, calcetines deportivos, zapatos para correr/caminar con buena tracción

Esto es lo que llevo en una caminata de un día:

  • Tres litros o más de líquidos hidratantes como agua, Gatorade, suero, fresco, y/o té de altitud
  • Una cantidad generosa de comida nutritiva y bocados suficientes para un día
  • Una ó dos capas de abrigo (a mi capa base añado una camiseta de manga larga y un forro polar, seguidos por mi impermeable)
  • Gorro de lana, guantes
  • Chaqueta impermeable para la lluvia/cortavientos
  • Un par de calcetines extra (opcional)
  • Cámara y baterías de repuesto
  • Gafas de sol, sombrero y protector solar
  • Botiquín pequeño de primeros auxilios (analgésicos, cuidados básicos de las heridas, cinta adhesiva Duct Tape para las ampollas)
  • Protector de labios
  • Dinero, identificación, teléfono
  • Linterna (incluso si no piensas estar de noche)
  • Papel higiénico y gel de manos
  • Fósforos, cuchillo táctico pequeño
  • Una bolsa de plástico para sacar la basura

Qué empacar para una caminata de dos días a Acatenango

Ruta de Las Tres Marías
Ruta de Las Tres Marías Acatenango

Si vas con una agencia de viajes, muchos de los siguientes artículos pueden estar incluidos o puedes optar por alquilar algún equipo para acampar, lo que significa que no tendrás que cargar con él pues la mayoría de agencias tendrán armados tus carpas en el campamento. Esta lista supone que no vas a alquilar nada. 

Nota: Gracias al tiempo que pasé viviendo en B.C. Canadá, estoy condicionada a esperar la lluvia, así que empaco todo en bolsas de plástico y zip-locks por si acaso. 

La ropa que llevo: 

  • Una camiseta deportiva, pantalones de excursión, calcetines deportivos, zapatos de montaña, un pañuelo. 

Esto es lo que llevo en mi mochila para una caminata de dos día a el Volcán Acatenango: 

ropa para el frío de la cumbre
Ropa de abrigo para la cumbre. Las temperaturas pueden descender hasta los -5ºC (23ºF)
  • Siete litros o más de líquidos hidratantes como agua, bebidas rehidratantes y té de altitud
  • Alimentos nutritivos y bocados, una cantidad generosa para dos días 
  • Dos a tres capas cálidas deportivas (a mi capa base añado una camiseta de manga larga deportiva y un forro polar, seguidos de mi impermeable)
  • pantalones de sudor/de yoga y una camiseta manga larga para descansar y dormir
  • Gorro de lana, guantes (opcional: una bufanda)
  • Chaqueta impermeable para la lluvia/cortavientos
  • Uno a dos pares extras de calcetines y ropa interior (me gusta llevar un par de calcetines de lana calientes) 
  • Cámara y pilas de repuesto
  • Gafas de sol, sombrero y crema solar 
  • Botiquín pequeño de primeros auxilios (analgésicos, material básico para el cuidado de heridas, cinta adhesiva para las ampollas) 
  • Protector de labios, cepillo de dientes, pasta de dientes, toallas húmedas (¡una buena manera de sentirte limpio para dormir!) 
  • Dinero, documento de identidad, teléfono, (opcional: banco de energía para el móvil)
  • Linterna
  • (Opcional: Un par de chancletas o zapatos livianos para usar en el campamento)
  • (Opcional: Tapones para los oídos y antifaz para dormir)
  • Tienda de campaña con lona para el suelo, lona para la lluvia, cuerdas tensadas 
  • Saco de dormir 
  • Alfombra para dormir 
  • (Opcional: Calentadores de cuerpo HotHands—si puedes conseguirlos, uno de ellos me ayudó a mantener el calor toda la noche) 
  • Papel higiénico y gel de manos 
  • Fósforos, cuchillo táctico pequeño 
  • Una bolsa de plástico para sacar la basura 
  • Pelota de tenis para masajear los músculos y liberar los puntos gatillo

¿Qué comida debo llevar en la caminata al Volcán Acatenango?

En general, debes llevar alimentos que te gustan y que son nutritivos y saciantes. Aquí hay algunas ideas por si las necesitas:

Ideas para el desayuno

  • Granola
  • Fruta (como manzanas, naranjas, plátanos)
  • Sándwich o burrito de desayuno (huevos, tocino, espinaca, queso)
  • Barras de granola
  • Verduras cocidas (por ejemplo: remolacha, camote, brócoli, repollo)
  • Avena/Mosh

Ideas para el almuerzo

  • Sandwiches
  • Wraps
  • Sándwiches
  • Wraps de pollo
  • Atún enlatado sobre lechuga romana
  • Frijoles negros en tortillas de harina
  • Tazón de pollo y verduras
  • Pollo frito en un bollo
  • Chile relleno

Ideas para la cena

  • Sopa (vasos de ramen o sopa enlatada)
  • Fideos con salsa de tomate
  • Tortillas con queso fundido
  • Salchichas o longanizas

Ideas para la refacción/bocados

  • Frutos secos
  • Fruta fresca
  • Chocolate
  • Nachos/Chips/Papalinas
  • Camotes asados
  • Espinacas o acelgas cocidas
  • Palitos de zanahoria cruda

¿Cuánto cuesta la caminata al Volcán Acatenango?

Vereda en Volcán de Acatenango
Ascenso por el flanco oriental del Volcán Acatenango, Ruta de Raizales hacia el Área de Acampada de Alotenango

Precio de la entrada:

  • Q50 para extranjeros
  • Q25 para guatemaltecos y residentes permanentes
  • Q10 para estudiantes guatemaltecos

Guía

  • Q200-350 para una excursión de un día
  • Q400-450 para una excursión de dos días
  • Opcional: una propina para su guía (por ejemplo Q5 por persona)

Camping de Alotenango

  • Q35 por persona

Alquiler de caballos

  • Q200-250 por persona
  • Q200 por mochila

Portero

  • Q150-200 por mochila (dependiendo del peso de la mochila)

Bastón

  • Q5 Alquiler
  • Q10 Comprar

Tour guiada con una empresa de turismo

  • Los precios varían entre $40 y $229 dependiendo de la compañía de tours y de lo que se incluya.

Elección de una compañía turística para la caminata al volcán Acatenango

Disfrutando la fogata durante nuestra caminata en 2021

No es necesario ir con una compañía de turismo para hacer una caminata en Acatenango. Si prefieres ir por tu cuenta, vea la sección siguiente. Sin embargo, ir con una compañía turística tiene ventajas, especialmente si incluye el transporte, el equipo de acampada, los guías y las comidas.

Sólo he ido una vez con una compañía turística (y elegí uno de los más económicos), pero me gustó tener un guía a quien poder atacar con preguntas. Nuestro guía también nos buscó leña y nos preparó una fogata por la noche y por la mañana.

Dependiendo de tu presupuesto, tus necesidades y tus expectativas, puedes encontrar una excursión barata que incluya lo mínimo, como hice yo (guía, camping, fogata), o una que incluya todo, desde equipo de acampada y cenas de carne asada con vino hasta guías multilingües con mucha información sobre la región.

Sabe lo que es importante para ti y así podrás encontrar la compañía turística adecuada.

Si para ti es importante tener un saco de dormir limpio y de calidad, asegúrete de preguntarlo con antelación.

¿Necesitas un guía que hable tu idioma, o está bien un guía sólo en español?

¿Quieres que te proporcionen las comidas? ¿Te parece bien una comida sencilla o quieres algo elegante?

¿Qué tipo de excursión deseas? ¿Una excursión nocturna y con vista al amanecer? ¿Una excursión durante el día? ¿Una excursión para ver al atardecer y descender en la oscuridad? ¿Una excursión de acampar?

¿Quieres ver el amanecer o el atardecer desde la cumbre?

¿Dónde te gustaría acampar?

He escrito una publicación entera comparando seis diferentes compañías de tours al Acatenango que salen de Antigua Guatemala, ¡así que asegúrate de revisarla! Aquí están los nombres de algunos operadores menos conocidos:

  • Gilmar Soy
  • Guate Valley
  • Copal Turism and Culture
  • Guate Expeditions
  • Chuchito Tours

Cómo llegar al Volcán Acatenango por tu cuenta

Acatenango descenso

Si tienes todo el equipo que necesitas, tu propio transporte, o prefieres no ir con una compañía de turismo, es completamente factible. También puedes optar por contratar a un guía una vez que llegues al pueblo de La Soledad. No dudes en regatear para intentar conseguir el mejor precio. Algunos turistas incluso han ido preguntado hasta que han encontrado un guía local quien les ha dejado acampar junto a su casa antes de salir de excursión a la mañana siguiente.

Si eres un turista extranjero, que viaja solo, no tienes experiencia en montañismo o volcanes, y planeas acampar, recomiendo encarecidamente gastar el dinero en un guía.

Pagar por un guía es también una buena manera de apoyar a la comunidad local y desalentar la delincuencia. Es posible perderse en el volcán, sufrir el mal de altura y tener hipotermia. Toma precauciones, está lo más preparado posible, lleva comida adecuada, agua, linternas, equipo de supervivencia y ropa de abrigo. No te asustes y permanece con tu grupo.

Indicaciones para llegar al volcán Acatenango en carro

Desde la ciudad de Guatemala, dirígete al oeste por la CA-1 Occidente hacia Chimaltenango. En El Tejar, gira a la izquierda hacia la CA-1 Occidente-Libramiento de Chimaltenango. Después de 5.3 kilómetros, toma la rampa de salida y luego gira a la derecha en la Carretera a Parramos.

Atraviesa Parramos y gira a la derecha en la T de la Ruta a Yepocapa. Continúa durante 17.8 kilómetros hasta Aldea La Soledad. A medio camino del pueblo, verás otra carretera que se bifurca a la derecha. Gira a la derecha para entrar en el estacionamiento.

Transporte público de Antigua al Volcán de Acatenango

Ve a la terminal de autobuses (situada cerca del mercado de Antigua) o al cruce de Acatenango y encuentra un autobús que vaya a Parramos.

En Parramos, pregunta por un autobús o microbús que se dirija a Yepocapa.

Bájate en La Soledad.

Nota: En enero de 2020, este viaje habría costado entre Q10 y Q13, pero los precios subieron a mediados de 2020 y la mayoría de los transportes públicos cuestan el doble que antes, si no más.

Transporte público desde la ciudad de Guatemala o el altiplano occidental

Si te diriges desde la ciudad, toma cualquier autobús que vaya a Chimaltenango, Los Encuentros, Huehuetenango o Quiché.

Si te diriges a la ciudad desde Xela, Panajachel, Sololá, Huehuetenango o Quiché, toma cualquier autobús que vaya a la Ciudad de Guatemala o Antigua.

Bájate del autobús en Chimaltenango.

Pregunta hasta encontrar un autobús o microbús que vaya a Parramos.

En Parramos, pregunta por un autobús o microbús que vaya a Yepocapa.

Bájate en La Soledad.

¿Puedo llevar a mi perro en la caminata al Volcán de Acatenango?

Sí. Los perros están permitidos en el Volcán Acatenango.

Esto fue una gran noticia para mí porque me encanta llevar a mi perra, Lily, en mis aventuras. Hemos hecho muchas caminatas juntas, unas de larga distancia otras empinadas, así que sabía que ella podría soportarlo físicamente. También investigué cuánta agua necesitaría por cada onza de peso corporal, leí sobre algunos primeros auxilios básicos para perros y pensé en lo que necesitaría para sentirse cómoda durmiendo conmigo en la tienda.

Subiendo Acatenango con mascota

Antes de llevar a tu perro a Acatenango, considere los siguientes puntos importantes:

Condición física

Algunos perros están hechos para correr y recorrer senderos y les encanta, otros prefieren quedarse en casa o ni soportan las caminatas cortas. Se realista sobre lo que tu perro es capaz de hacer y lo que disfrutará. Pregúntate si tu perro puede soportar una caminata de cinco a nueve horas.

Asegúrate de que tu perro está preparado entrenando juntos para la excursión. Realiza largos paseos, sube y baja colinas, ve por senderos con terreno variado.

Subiendo Acatenango con perro
Mi perra, Lily, disfrutando de la subida al Volcán Acatenango

Patas duras

Asegúrate de endurecer las patas de tu perro antes de la excursión llevándolo a caminatas regulares y de larga distancia.

Preparación para dormir en tienda de campaña

Si vas a acampar y tu perro no ha dormido en una tienda de campaña antes, es importante hacer esto divertido y familiar de antemano. Yo monté mi tienda en el jardín y traté de convencer a mi perra de que entrara. La primera vez tuve que llevarla en brazos y nos sentamos dentro, le di premios y la elogié. 

Siéntete libre de hacer esto durante un período de tiempo. También dejé la tienda de campaña montada durante un rato y dejé su cuenco de comida dentro.

Lily ya había acampado antes, pero no en la tienda que iba a utilizar para la excursión al volcán. Sabía que estaría bien durmiendo dentro una vez que se acostumbrara. Pero si tu perro no ha dormido nunca en una tienda de campaña, es posible que quieras pasar una o dos noches durmiendo en tu tienda de campaña con antelación, aunque sea en tu casa.

Necesidades de agua y comida

Asegúrate de tener suficiente agua para tu perro. Puedes calcular la cantidad que necesitará en función del peso de tu mascota. En cuanto a la comida, lleva la cuenta de la cantidad que le da a su perro al día y lléva algo más porque es una caminata exigente.

Comportamiento

Es importante saber que tu mascota va ser obediente y buen comportado durante la excursión. Para eso, debes reforzar su entrenamiento para asegurarte que va venir cuando lo llama, que no va molestar a otras personas, etc. 

Lily es muy amigable y quiere saludar a todo mundo, así que tuve que llamarla unas cuantas veces.

Escalando el volcán de Acatenango con perro
Foto por Vilma J. Chipín

De hecho, perdí a Lily en el camino bajando el volcán. Nos detuvimos un par de segundos en un restaurante y luego seguimos adelante. Para entonces había un centenar de personas subiendo y bajando por el sendero, y Lily debe haber salido corriendo a saludar a un desconocido. No me di cuenta hasta 10 minutos después y tuve que retroceder para encontrarla. Afortunadamente, ella seguía en el restaurante, meneando la cola mientras saludaba un cliente y otro.

Qué empacar para tu perro para la caminata al Volcán Acatenango

Mi perra pesa alrededor de 35 libras, así que llevé 70 onzas líquidas para ella para nuestra caminata de dos días. Llevé cinco tazas de concentrado, una bolsa de premios, dos piezas de espuma ligera para que durmiera, pinzas en caso de que se clavara una astilla en la pata, la tapa de un recipiente grande de aceite de coco para poner agua y comida, y un trapo en caso de que se mojara. También compré tres pares de calcetines de bebé para que le sirvieran de botas en caso de que se produjera una helada o se le pusieran las patas sensibles. (Al final no los utilicé, pero me gusta tenerlos como recurso).

Investigue por tu cuenta

Este artículo fue un gran recurso para mí en la preparación para llevar a mi perro al Volcán Acatenango.

¿Se puede hacer ciclismo de montaña en el volcán Acatenango?

Sí, aunque es un esfuerzo empujar la bicicleta hasta la cresta donde comienza el descenso, vale la pena.

La mejor parte es bajar en bicicleta de montaña por pendientes muy pronunciadas sobre una ola de arena volcánica.

Bajando Acatenango en bici de montaña
Descenso en bicicleta de montaña por el volcán de Acatenango

Cuando hice una excursión en bicicleta de montaña al Volcán Acatenango, tardé seis horas en empujar mi bicicleta hasta la horqueta entre los dos picos de Acatenango: Pico Mayor y Yepocapa. Hay que tener en cuenta que no estaba en muy buena forma en ese momento. Era el primer viaje en bicicleta que realizaba en más de un año gracias al túnel carpiano y a los espasmos musculares en el cuello. Los ciclistas que aparecen en el vídeo de abajo lo hicieron en cinco horas.

Ahora hay senderos más nuevos y más parejos, por lo que es posible que puedas subir mucho más rápido que yo. También puedes contratar a un porteador para que empuje tu bicicleta (o posiblemente un caballo para que la lleve). Otra posibilidad es pagar la gran cuota en la finca adyacente y conseguir un conductor que te lleve al estacionamiento cerca de la cima. Si lo arreglas con antelación, puede que te permitan hacer varios viajes de subida y bajada, lo que maximizaría la diversión por mucho.

Mi padre, que en un principio despreció a la única persona de nuestro grupo que contrató a un porteador para su bicicleta, se dio una patada después. Personalmente, me alegro de haber empujado mi bicicleta hacia arriba. Hizo que la bajada fuera mucho más dulce.

En la bajada el sendero era muy divertido, con arena volcánica suelta en el primer tramo, seguido de un suave sendero a través del bosque alpino. A partir de ahí, el sendero se convirtió en zig-zags rocosas antes de sumergirse en el bosque nuboso sobre raíces y a través de curvas. Mi padre fue tan rápido en este tramo que perdió el control y chocó contra un árbol. (No te preocupes, estaba bien).

Bajando Acatenango en bici de montaña
Uno de los ciclistas de nuestro grupo dando una voltereta

Bajar en bicicleta me llevó dos horas, pero unos ciclistas de downhill competentes lo hicieron en 30 minutos.

Dado que hay muchos excursionistas en el sendero durante los fines de semana, recomiendo hacer ciclismo de montaña por el Acatenango entre semana para encontrar menos personas. Recuerda que debes reducir la velocidad o hacerte a un lado para dejar pasar a los agricultores, los excursionistas y los caballos.

Mis experiencias escalando el Volcán Acatenango

Acampada de noviembre de 2012

Este fue un viaje divertido porque mi amigo, William, era extremadamente entusiasta y nos contagió a todos con su emoción. Fuimos con un autobús escolar entero lleno de gente y sólo un guía (que se quedó en la parte trasera absoluta). Afortunadamente, William conocía el camino y nos guió hasta El Conejo y luego por medio de Las Tres Marías y Yepocapa. Fue duro pero precioso. Comenzamos el ascenso a las once de la mañana y llegamos a la cumbre justo después de la puesta de sol (alrededor de las seis de la tarde).

Crater el Plato en el Pico Mayor de Acatenango
El Plato, Pico Mayor de Acatenango Guatemala

Durante este viaje, montamos nuestras tiendas en El Plato, el cráter del Pico Mayor. Esto no fue una buena idea. NO recomiendo acampar en la cumbre. Es como dormir en la luna, con temperaturas que caen en picada y vientos demenciales. Cuatro de nosotros tardamos treinta minutos en montar nuestra tienda de campaña porque esta ondeaba horizontalmente con el viento.

Si no tienes una tienda de campaña con muchos lazos de sujeción y líneas tensas, tu tienda puede derrumbarse y los postes de la tienda pueden romperse. Teníamos tanto frío que apenas dormimos, y mi hermano estaba tan adolorido que ni siquiera se levantó para ver el amanecer, que es un poco el objetivo de la acampada. Cuando salí a ir al baño, se me congeló el trasero (aunque admito que las estrellas eran las mejores que jamás había visto ).

Febrero 2015 Viaje en bicicleta de montaña

Pasé seis horas subiendo con mi bicicleta hasta la horqueta entre Yepocapa y Pico Mayor y luego dos horas bajando con los dedos acalambrados de tanto frenar. ¡Si tienes las rodillas descompuestas, esta es una manera de salvarlas de horas de agonía en el descenso!

Bajando la zona volcánica del volcán de Acatenango en bici de montaña
Descenso del Volcán de Acatenango en bicicleta de montaña por la zona volcánica

Subimos hasta El Conejo, luego tomamos el sendero hacia el lado este de la cresta de la horqueta del Acatenango. Si tuviera que hacerlo de nuevo, recomendaría subir por la Ruta Turística en el flanco occidental del Acatenango porque es amplia y no arenosa y se puede recorrer la mayor parte de ella. 

Todavía recomendaría bajar por el lado oriental, como lo hicimos nosotros, porque tiene un montón de pedregales volcánicos para hacer slalom, seguido de algunos hermosos caminos individuales.

Febrero 2020 Excursión de un día

Este viaje al Volcán Acatenango fue súper divertido. Un grupo de cinco personas subimos y bajamos en un día. Tomamos la Ruta Turística y fuimos a un ritmo tranquilo de ida y vuelta (cinco horas de subida y cinco horas de bajada). Entre el ritmo y el hecho de estar en buena forma, no nos pareció una excursión muy exigente, aunque el último tramo vertical hasta el Pico Mayor siempre es un poco tortuoso.

Caminata de un día en febrero 2020
Excursión de un día con amigos

En la cima, encontramos un par de enormes rocas en la ladera sur para protegernos de lo peor del viento. Luego pasamos un par de horas almorzando, durmiendo la siesta y disfrutando de las vistas en la cima.

Estuvimos en el estacionamiento de La Soledad para ver el amanecer a las seis de la mañana y luego otra vez para ver la puesta de sol a las seis de la tarde.

Febrero 2021 Acampar con un perro

Estaba muy nerviosa antes de esta excursión. Por un lado, hacía mucho tiempo que no acampaba en el Volcán Acatenango. Recordaba el frío feroz y lo mucho que disgustaba llevar una enorme mochila a un volcán. Por otro lado, todavía me estaba recuperando de una infección que me dejó hecha polvo durante los últimos ocho meses de 2020.

Caminata en el volcán de acatenango
Empezando la subida al Acatenango

Cargar cincuenta libras de equipo hasta el pico de un volcán de 3,976 metros no es una broma. Afortunadamente, tengo una buena mochila. Llevar todo ese peso en mis caderas en lugar de mis hombros hizo toda la diferencia en el mundo. Hicimos muchos descansos, bebí agua y mi té especial para la altitud (ver la receta en la sección de preparación) y nos lo pasamos genial.

Nada se puede comparar con ver el sol sumergirse en un mar de nubes, observar las estrellas desde el calor de una fogata, o ver el volcán Pacaya brillar en rojo en la distancia y el Volcán de Fuego lanzando chispas de lava fundida.

Viendo la erupción del volcán de Fuego durante la caminata en Acatenango, Guatemala
Erupción del volcán de Fuego, Guatemala

Esta es una experiencia que no querrás perderte

Nuestro grupo optó por subir al “tramo del infierno” esa misma tarde para poder ver la puesta de sol desde las alturas del Pico Mayor. ¡Fue impresionante!

Cuando regresamos a nuestro campamento para pasar la noche, a ninguno de nosotros le dieron ganas de levantarse a las cuatro de la mañana para volver a subir hasta la cima para ver el amanecer. Estábamos demasiado cansados y hacía mucho frío en la cumbre. Además, nuestro guía nos dijo que el amanecer era estupendo desde nuestro campamento. Y tenía razón.

Viendo el amanecer desde el campamento Alotenango en el volcán de Acatenango
Amanecer desde el campamento de Alotenango en el volcán Acatenango

Me encantó poder dormir hasta las 5:30 a.m y luego levantarme a tomar largas exposiciones de las estrellas y el Fuego en erupción, y ver el amanecer desde el relativo calor de la fogata.

Clima y Geografía en el Volcán Acatenango

Si quieres tener una mejor idea de cómo es la caminata y qué tipo de terreno vas a atravesar, esta sección te dará una visión general de los cuatro microclimas de Acatenango.

Etapa 1 – Sembradíos

Acatenango siembras

Durante la primera parte de la caminata, caminarás por senderos entre campos agrícolas. Presta atención a las tortolitas azules (Claravis pretiosa) que picotean en los campos de maíz y hacen brillar sus alas color cielo. Podrás ver los pueblos de La Soledad y Acatenango, así como las crestas distantes y los campos de cultivo en terracería en las laderas y colinas intermedias.

Etapa 2 – Bosque Nuboso

Bosque nuboso en Acatenango

Esta sección del sendero es bastante empinada y resbaladiza gracias a una capa de polvo sobre la tierra dura. En la temporada de lluvias, esta parte del sendero estará resbaladiza por el lodo. Asegúrate de llevar calzado con buena tracción. Yo no lo tenía, así que tuve que esforzarme para no caerme tanto en la subida como en la bajada.

Durante este tramo, verás bambú, árboles cubiertos de enredaderas y muchos insectos y flores. El clima es bastante húmedo.

Etapa 3 – Bosque alpino alto

La zona alpino del volcán Acatenango

Esta sección es una de mis favoritas. Me encanta la hierba verde-dorada que sopla con el viento, los pinos cubiertos de líquenes y las impresionantes vistas de los volcanes circundantes.

Dependiendo de tu ruta, tendrás vistas de Agua, Pacaya y Fuego al sureste, o de San Pedro, Atitlán, Tolimán y Santa María al oeste. Si tienes suerte, incluso podrás ver el Volcán de Tajumulco en el horizonte. Es el volcán más alto de Centroamérica.

Etapa 4 – Zona volcánica

Zona volcánica en el volcán de Acatenango

El tramo final antes de la cumbre es el más difícil porque es un grado extremadamente empinado que consiste en pura arena volcánica.

Espera vientos fuertes y frío severo, especialmente después del anochecer. Las temperaturas descienden por debajo del punto de congelación (-5ºC o 23ºF) en los picos expuestos del Acatenango, así que asegúrate de llevar ropa de abrigo y un impermeable.

¿Cuándo entró en erupción por última vez el volcán Acatenango?

El Acatenango es un volcán inactivo, aunque se puede encontrar algunos fumarolas cerca de la cima.

Su última erupción se produjo en diciembre de 1972, cuando arrojó al aire bombas volcánicas (lava que se enfría en el aire y cae como mini-asteroides). Esta erupción cubrió de ceniza 25 kilómetros de la región circundante.

¿Listo para la aventura?

Espero que te convenzas de ir de excursión al Volcán Acatenango, ¡será la experiencia de tu vida!

Asegúrate de leer mi blog sobre las seis mejores tours al Acatenango.

Ve qué más ofrece Guatemala, incluyendo la Laguna Brava, los Cenotes de Candelaria, y el Lago de Atitlán.

Versión en español revisado por Noé Dominguez.
Contrata a Noé escribiendo a su correo ndtvivace @ gmail.com.

Similar Posts